Su rareza hace que básicamente sean coches que sólo podrás ver en internet y que las probabilidades de encontrarte con uno en la calle son muy, pero muy